SUELO DE VINILO: CARACTERÍSTICAS Y VENTAJAS DE SU USO

En los últimos años hemos asistido sin duda a un boom en el uso del suelo de vinilo, convirtiéndose éste en una de las principales opciones elegidas tanto en hogares como en establecimientos comerciales. Las razones de ello son muchas y se fundan tanto en las características propias del suelo vinílico como en las ventajas que presenta frente a otros productos similares a los que poco a poco va desbancando.

A continuación analizaremos cuales son esas características principales que hacen del suelo de vinilo la elección más idónea tanto para empresas como para particulares.

Suelo de vinílo

SUELOS DE VINILO: CARACTERÍSTICAS Y VENTAJAS DE USO

Antes de entrar a analizar las principales características de los suelos vinílicos, lo primero que debemos hacer es diferenciarlos de otros tipos de suelo como el parquet o el laminado.

El primero es un suelo de madera, que dependiendo de ésta y su tratamiento podrá ser más o menos resistente, aunque su mantenimiento y cuidados serán siempre mucho más delicados que con otros tipos de suelo. Por su parte, los suelos laminados, mas resistentes que el parquet, se caracterizan por estar generalmente formados por 4 capas: la cubierta (que debe ser lo mas resistente posible al desgaste), la capa de diseño (constituida por una foto de alta resolución que suele imitar las texturas y los colores de la madera), una tercera formada por fibra de alta densidad y una cuarta capa estabilizadora para asegurar un correcto nivelado.

SIn embargo, una de las características principales de los suelos de vinilo es la de estar formados por entre 4 o 5 capas, y lo mas importante: entre ellas nos encontramos con una capa superior de poliuretano, que es infinitamente más resistente que la capa superior de los suelos laminados. Esa resistencia se hace especialmente patente con la humedad, las manchas, las ralladuras o incluso el paso del tiempo.

Suelo de vinilo

Otra de las ventajas principales que presentan los suelos de vinilo es el de ser 100% hidrófugos, es decir: totalmente resistentes al agua. Esto los convierte en los suelos preferidos en entornos donde la humedad se halla muy presente, ya sea en zonas comerciales, centros de ocio o en los propios hogares.

También debemos reseñar que nos encontramos ante una superficie antideslizante, antiestática y que es además aislante acústico.

Pero eso no es todo, además es un material extraordinariamente higiénico ya que, por un lado, impide la acumulación de ácaros y el crecimiento de hongos y bacterias y, por el otro, resulta muy fácil de limpiar y lavar, manteniéndose de ese modo siempre en condiciones óptimas de higiene.

Otra característica que debemos destacar del suelo vinílico es la enorme cantidad de diseños, acabados, texturas y colores que nos ofrece, con imitaciones que no solo se limitan a la madera (de la que hay una variedad asombrosa), ya que podemos elegir también entre acabados que imitan la piedra o el mármol, y con finalizaciones rugosas, lisas o antideslizantes.

Suelo de vinilo

Por último, pero no por ello menos importante, debemos hacer hincapié en lo increíblemente fácil que resulta instalarlo, con una perfecta unión entre las lamas y un ajuste milimétrico a cualquier rincón de la casa. Además, se puede colocar sobre el suelo anterior, con lo cual no es necesario levantarlo para poder instalarlo, lo que conlleva un enorme ahorro de tiempo y dinero.

Como veis son muchas y muy importantes las ventajas que presentan los suelos de vinilo frente a otros tipos de suelos, de ahí que en la actualidad sean uno de los suelos más demandados tanto por particulares como por comercios o empresas.

Así que ya sabéis, si estáis pensando en cambiar vuestro suelo a corto, medio o largo plazo, deberíais sin duda plantearos esta opción como una de las primeras porque, como hemos visto, en los suelos de vinilo casi todo son ventajas.

Suelo de vinilo

Add a Comment